BENVINGUTS

Una de les principals aportacions de la civilització romana, juntament amb el seu dret i el seu idioma, el llatí, va ser l'ordenació del seu territori i de les seves ciutats, configuració que en molts casos ha arribat fins els nostres dies. Aquest bloc pretén recollir totes les aportacions, documentació i publicacions que en aquesta matèria s'han realitzat i es continuen fent i que abasten des de la creació, planificació, legislació i desenvolupament de l'urbanisme romà.

diumenge, 21 de desembre de 2014

UNA BURBUJA INMOBILIARIA A LA ROMANA (3)




Tras la muerte de Tiberio Graco, la ley agraria continuó su desarrollo. Por suerte para la República romana, algunos de sus dirigentes habían cobrado conciencia de la necesidad de introducir cambios en el sistema si pretendían que Roma continuara funcionando de la forma que lo había hecho durante milenios. Los repartos de tierras se realizaron en parte, aunque siempre con la oposición de la mayoría de los senadores, que veían cómo su gigantesco patrimonio quedaba reducido.

Sin embargo, ningún político se atrevió a seguir la estela de Tiberio Graco. Hay que esperar diez años para que, con la llegada de su hermano pequeño Cayo al tribunado de la plebe, un aristócrata se atreva de nuevo a tratar de reformar un sistema que estaba herido de muerto tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Aunque la historiografía moderna ha dedicado una atención preferente a la figura de tiberio, lo cierto es que Cayo fue un político con una amplitud de miras con la que su hermano no pudo ni soñar jamás. De no haber sido asesinado, Cayo Graco se habría convertido en el gran hombre de estado que habría salvado la República romana de su desaparición. Este personaje necesita una profunda revisión y una justa valoración fuera de la sombra de su hermano Tiberio, al que, desde mi punto de vista, superó ampliamente como político y estadista. (+)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada