BENVINGUTS

Una de les principals aportacions de la civilització romana, juntament amb el seu dret i el seu idioma, el llatí, va ser l'ordenació del seu territori i de les seves ciutats, configuració que en molts casos ha arribat fins els nostres dies. Aquest bloc pretén recollir totes les aportacions, documentació i publicacions que en aquesta matèria s'han realitzat i es continuen fent i que abasten des de la creació, planificació, legislació i desenvolupament de l'urbanisme romà.

dimecres, 18 de març de 2015

LA VIVIENDA ROMANA: CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LA DOMUS





En este artículo nos centraremos un tipo de vivienda romana, la domus, la casa grande y lujosa que pertenecía a las élites romanas. Para saber cómo eran estas domus contamos con los mejores ejemplos conservados procedentes de ciudades como Pompeya o Herculano. Para comenzar, una de las características que hay que tener en cuenta sobre la típica domus romana era que estaba orientada hacia el interior, es decir, el aire y la luz entraban a las diferentes dependencias a través de una serie de patios. Por este motivo, la ventanas al exterior no eran frecuentes y las que se construían solían ser irregulares y pequeñas. Al mismo tiempo, al volcarse al interior se preservaba la intimidad de la domus.

Hay una gran variedad en cuanto a la tipología de las domus romanas pero, más o menos, solían cumplir con un modelo ideal. Según el arquitecto romano Vitruvio, la casa podía ser dividida entre las dependencias privadas (dormitorios, baños, etc.) y las dependencias públicas (vestíbulos, patios, etc.). Las principales partes del modelo típico de casa romana serían: (+)